Caso de estudio: proyecto Marinel

Marinel

 

El reto

La eólica offshore es una de las fuentes de energía alternativa con más futuro. Esto es debido a dos motivos, principalmente: por un lado, es posible instalar en alta mar aerogeneradores y parques más grandes que en tierra, donde el impacto visual juega un papel importante. Por otro lado, los vientos allí son más fuertes y estables que en tierra firme, dos cualidades muy apropiadas para la generación de energía eólica.

Sin embargo, existen algunos desafíos que dificultan la explotación de la energía eólica en alta mar como es el caso de la ubicación de las estaciones, cada vez más lejanas a la costa, las dificultades de acceso, la exigencia de un entorno hostil, la creciente complejidad y coste de las actividades de instalación, operación y mantenimiento o las restrictivas exigencias de suministro de corriente.

eolicos

 

La solución

Con la intención de buscar nuevas soluciones a estos problemas y explorar oportunidades en la eólica offshore, un grupo de empresas vascas ha llevado a cabo el proyecto de I+D Marinel.

Iberdrola, La Naval, Oasa, Ormazabal, Arteche, Ingeteam y Semantic, con la colaboración del Clúster de Energía del País Vasco y el Foro Marítimo Vasco, han colaborado durante X meses en este proyecto para desarrollar soluciones tecnológicas que contribuyan a mejorar la eficiencia y la competitividad de la eólica offshore.

El principal objetivo de esta iniciativa ha sido desarrollar el diseño conceptual optimizado de una subestación autoinstalable de grandes dimensiones para alta mar que permite reducir los costes de instalación y transporte y adaptarse a diferentes profundidades y tipos de fondos marinos. Marinel ha buscado también reforzar la industria vasca del ámbito de la energía eólica marina.

El proyecto se ha centrado en dos ámbitos: la estructura de la subestación y los equipos eléctricos contenidos en ella.

 

El resultado

El proyecto ha dado como resultado el diseño de una subestación con una potencia nominal de 500 MW. Se trata de una solución adaptable a distintas tipologías de lechos marinos y válida para profundidades de hasta 50 metros. La estructura ideada, capaz de flotar y autoinstalarse, permite prescindir de los barcos-grúa de gran tamaño o, como mínimo, reducir su uso para el transporte y la instalación de la subestación, lo que implicará una importante reducción de los costes de estas operaciones.

La subestación ideada es más eficiente que las convencionales: empleando criterios de diseño ecológico, se han desarrollado equipamientos eléctricos modulares y compactos que ofrecen una relación potencia/peso un 15% más alta que los sistemas actuales.

También se ha implementado un sistema de mantenimiento predictivo y una herramienta de análisis de ciclo de vida para cada uno de los componentes, y se ha analizado la viabilidad económica de la subestación.

Resultados Marinel

parajumpers pas cher parajumpers pas cher parajumpers pas cher parajumpers pas cher parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher woolrich outlet woolrich outlet woolrich outlet woolrich outlet woolrich outlet